icon mobile +34 900 900 410 icon contacto Contáctanos Reserva

Las 3E de los negocios: eficacia, eficiencia y efectividad. ¿Qué las diferencia?

Eficacia, eficiencia y efectividad son las tres E de las empresas. Estos términos se utilizan con frecuencia en el ámbito de los negocios para garantizar una gestión adecuada y alcanzar los objetivos marcados. 

En general, podemos decir que la eficacia significa conseguir las metas establecidas (qué se hace); la eficiencia es la capacidad de conseguirlas de la mejor manera posible (cómo se hace); y la efectividad es la mezcla perfecta de ambas (conseguir las metas con unos recursos mínimos). 

Por lo tanto, estos tres términos son factores clave en los negocios si tu fin es crear una empresa más eficiente y competitiva. Entenderlos, saber en qué se diferencian y tener visibilidad y control sobre ellos es crítico dentro de la gestión de una empresa. Por eso, a continuación, analizaremos las 3E de los negocios una a una. 

 

Definición de las tres E de las empresas

1. La eficacia en la empresa

La eficacia, en el ámbito empresarial, está relacionada con el cumpliento de objetivos. En una empresa, un producto o persona es “eficaz” cuando es capaz de hacer lo que sea necesario para lograr los objetivos deseados o marcados.

2. La eficiencia en la empresa

La eficiencia significa lograr una productividad favorable para el negocio. Es decir, obtener los máximos resultados con la mínima cantidad de recursos. Para medirla se tienen en cuenta elementos como el tiempo, los esfuerzos dedicados, el capital y la calidad del producto obtenido. Una empresa eficiente será, por tanto, la que obtiene más por menos. Esto, lógicamente, tiene un impacto directo en la rentabilidad del negocio. 

3. La efectividad en la empresa

En cuanto a la efectividad, ésta normalmente tiene que ver con la calidad del resultado final. Es decir, seremos efectivos si somos capaces de conseguir los objetivos marcados (eficacia) de la mejor manera posible (eficiencia). 

Como ves, se trata de términos diferentes pero todos están relacionados:

Eficacia + Eficiencia = Efectividad

Se podría decir que la efectividad engloba a la eficacia y la eficiencia; por lo tanto, el cálculo de estas dos permitirá tener una idea general del funcionamiento de la empresa. 

¿Cómo se calcula la eficiencia, la eficacia y la efectividad?

Para poder medir y comparar estos tres aspectos a la largo del tiempo, puedes utilizar tres fórmulas matemáticas:

Eficacia = (Resultados alcanzados * 100)/(Resultados previsto). 

El resultado será un porcentaje que si se sitúa en los percentiles más bajos, significa que el trabajo realizado es ineficaz. El objetivo es alcanzar el 100%.

Eficiencia = ((Resultado alcanzado / Coste real) * Tiempo invertido / ((Resultado previsto / Coste previsto) * Tiempo previsto). 

De nuevo, los resultados más bajos ponen de manifiesto una escasa eficiencia y viceversa. 

Efectividad = ((Puntuación de eficiencia + Puntuación de eficacia / 2) / Máxima puntuación.

 

Consejos para potenciar las tres E

La eficacia, la eficiencia y la efectividad tienen que ver con la forma en la que trabaja una persona o un equipo. Las distracciones, las reuniones improductivas, la falta de motivación… pueden mermar considerablemente la efectividad de la empresa. Por lo tanto, es importante prestar atención y aplicar una serie de prácticas que pueden ayudarte a ti o a tus compañeros a potenciar las tres E. Aquí tienes algunos consejos:

1. Evita la pérdida de tiempo

Para aumentar la eficacia y ser eficientes, hay que detectar a los “ladrones de tiempo”. ¿Cómo? Analiza, y pide a tu equipo que haga el mismo ejercicio, en qué inviertes cada minuto durante toda una jornada laboral. Anota en un papel la hora a la que empiezas una tarea, cuándo lo acabas, en qué consiste y si ha habido interrupciones haz que quede reflejado. Al final del día, podrás ver a qué dedicas tu tiempo y en qué aspectos puedes mejorar. 

2. Aprende a priorizar

Organizar el trabajo y saber priorizar las tareas importantes es sinónimo de eficiencia. Dedica unos minutos cada mañana a planificar el día y trata de seguir el plan lo más fielmente posible. Utiliza una agenda, una lista de tareas o una herramienta de gestión de proyectos para organizar tu trabajo. Esta hora de ruta te ayudará a marcar tus objetivos y fluir durante el día. 

3. Reparte bien tu tiempo

A la hora de organizar tus tareas, sé realista en cuanto a tu capacidad de trabajo. No tiene sentido que llenes tu agenda y que, luego, no seas capaz de abarcarlo todo. Anota, en orden de prioridad, las labores a desarrollar y calcula un tiempo razonable para llevar a cabo cada una de ellas. Planifica, también, descansos para poder tomar el aire fresco en la terraza de tu oficina o disfrutar de un café y una charla rápida en el office. Tu espacio de trabajo debe ayudarte a conectar y desconectar en cada momento. 

4. Delega

Trabajar en equipo y delegar es clave para poder ser eficientes, eficacez y efectivos. Las responsabilidad compartidas, permitir que los miembros del equipo más juniors asuman nuevas tareas… son prácticas que debes ir implementando en tu día a día. Juntos y en equipo, seréis capaz de obtener mejores resultados.

5. Busca un espacio de trabajo que te motive

El espacio de trabajo está conectado con la motivación, la inspiración, la concentración… y todo esto, a su vez, con la productividad. Por lo tanto, busca unas oficinas que os inyecten esa energía necesaria para abordar el trabajo de una manera eficaz y eficiente.  

La cuarta E: la expansión

A estos tres factores clave en los negocios, queremos añadir una cuarta E que es la expansión. Es decir, la capacidad de la empresa de crecer y abarcar nuevos territorios. 

En First Workplaces, después de varios años trabajando y evolucionando dentro de la Comunidad de Madrid, hemos puesto en marcha un plan de expansión nacional e internacional. Nuestra reciente llegada a Barcelona ha sido el primer paso de nuestro proceso de crecimiento: dos nuevos centros en ubicaciones exclusivas de la ciudad condal, Rambla de Catalunya First y Sants First. 

Nuestro objetivo es seguir creciendo para dar más oportunidades a las empresas y adaptarnos a sus necesidades, formando parte de sus planes de expansión y ayudándoles con nuestros servicios y espacios de trabajo flexibles a conseguir sus objetivos (efectividad) de la mejor forma posible (eficiencia). 

arrow left
Post anterior
Siguiente post
arrow right
Artículos relacionados
Empresas
Servicio de recepción de clientes: la clave para causar buena impresión
Leer más arrow right
Workspace
Ven a conocer nuestras oficinas y espacios de coworking en Barcelona
Leer más arrow right
Workspace
6 diferencias entre coworking y oficina tradicional: una nueva forma de trabajar
Leer más arrow right
Volver al blog