Skip to main content
Empresas

Cómo cuidar el employer branding en tiempos del COVID

Tendencias en oficina 2023
Cómo cuidar el employer branding en tiempos del COVID

En tiempos de máxima incertidumbre, cuidar al máximo la experiencia y satisfacción de nuestros propios trabajadores es esencial. Cualquier fallo en la estrategia de employer branding puede ser decisivo para perder aquellos talentos que se han logrado atraer con mucho  esfuerzo.

El término de employer branding hace referencia a la imagen que una empresa quiere proyectar hacia el exterior en calidad de empleador. Es decir, la reputación con la que cuenta una compañía entre sus trabajadores actuales y entre aquellos que se encuentran en su órbita para ser contratados.

A continuación, te enseñamos una serie de claves que te ayudarán a poder llevarlo a cabo de una manera mucho más eficiente.

Cuidar el employer branding es fácil, si sabes cómo

        1. La importancia de los procesos de selección

La situación actual ha tenido un fuerte impacto en lo relacionado con la incorporación de nuevos empleados. Una gran cantidad de empresas han decidido apostar por el conservadurismo y congelar los procesos de selección que tenían abiertos, hasta poder identificar cuáles son las características del escenario en el que se van a encontrar en un medio plazo.

No obstante, cerrar los procesos de contratación ya abiertos no tiene que afectar negativamente a la imagen de la empresa, siempre y cuando se logre transmitir el mensaje adecuado en el momento de comunicarlo.

El primer paso debe ser ejercer una comunicación clara y transparente, informando de la decisión a los interesados.. De esta manera, se evita crear falsas esperanzas entre los posibles candidatos interesados en formar parte de la compañía y se evita generar frustración ante la paralización del proceso de selección.

En el momento de llevar a cabo el cierre de todos estos procesos, es vital crear un mensaje explicando los motivos. Este mensaje será clave para asegurar la percepción que los candidatos tendrán del negocio.

        2. La flexibilidad, fundamental

La pandemia a la que nos hemos tenido que enfrentar ha puesto de manifiesto la necesidad de flexibilizar el marco laboral y ofrecer a los trabajadores medidas que les permitan conciliar más fácilmente.

Uno de los factores tradicionalmente más valorados por los trabajadores y por los candidatos a entrar a una empresa es la flexibilidad horaria. Esta suele entenderse como la flexibilidad para que los empleados elijan la hora a la que empiezan y acaban su jornada laboral (dentro de un margen establecido por la empresa), pero también pueden  establecerse medidas diferentes (y, en ocasiones, complementarias) como las bolsas de horas o la implementación de la jornada continua.

Con la situación actual, cada vez se hace más patente también la necesidad de implantar medidas de flexibilidad que no solo tengan en cuenta el horario, sino también la ubicación desde la que los empleados pueden trabajar. Es el caso del teletrabajo.

No obstante, teletrabajo no es sinónimo de homework o trabajo desde casa. De hecho, muchos empleados ven el trabajo desde el hogar como una dificultad añadida, puesto que no cuentan con un espacio privado y con las condiciones necesarias para trabajar con comodidad. En estos casos, hay una solución que las empresas pueden ofrecer a sus empleados para que trabajen desde un entorno cómodo, productivo y con todas las facilidades, al mismo tiempo que evitan hacer grandes desplazamientos: reservar un puesto en un espacio de trabajo compartido, cercano al domicilio del trabajador.

De esta manera, el trabajador percibe que la empresa se preocupa de que este trabaje de manera confortable y cerca de casa (algo que, a su vez, mejora la conciliación).

Por otro lado, esta fórmula también puede ser muy atractiva para los posibles candidatos a entrar en la empresa, dado que permite ‘deslocalizar’ el talento, haciendo que los candidatos de otros lugares no tengan que cambiar de residencia.

En First workplaces ofrecemos a las empresas la posibilidad de que reserven puestos de trabajo para sus empleados en cualquiera de nuestros centros de Madrid, Barcelona o Málaga.

        3. Comparte aquellas iniciativas que merezcan ser difundidas

Las crisis son el contexto perfecto para poner en marcha acciones de Responsabilidad Social Corporativa, como el voluntariado corporativo. Estas permiten devolver algo positivo a la sociedad, en el momento en que esta más lo necesita, pero también tienen varios beneficios colaterales para la empresa, como mejorar la comunicación entre departamentos, aumentar el sentimiento de pertenencia a la empresa y mejorar la imagen corporativa.

Mostrar los valores de la empresa y ponerlos en práctica también puede ser un nexo de unión muy potente entre la empresa y los futuros candidatos.

Como has podido comprobar, invertir en tu employer branding es una de las mejores decisiones por las que puedes optar. Te permitirá tener un equipo más unido y comprometido, y posicionar a tu empresa como un destino atractivo para los mejores talentos de tu sector. ¿A qué esperas para ponerlo en práctica?

Más artículos
Empresas
Eficacia, eficiencia y efectividad son las tres E de las empresas. Estos términos se utilizan…
Leer
Empresas
En tan solo siete segundos tu cliente se habrá hecho una primera impresión sobre ti…
Leer
Empresas
Hacer un inventario de material de oficina es fundamental para poder controlar el gasto, optimizar…
Leer
Empresas
¿Qué son las empresas tecnológicas (TIC)? Empresas tecnológicas son aquellas que producen principalmente hardware, Internet,…
Leer
Empresas
En el mundo de las empresas, a diario se producen cientos de reuniones de distinto…
Leer
Empresas
Si las reuniones forman parte de tu día a día ya te habrás dado cuenta…
Leer

Would you like to find out more about our coworking spaces?

Let us know what you need. We will provide the best information and services for your business. And if you prefer to visit us in person, please feel free – we look forward to meeting you!

Contact us